sábado, 14 de junio de 2008

El uso de la palabra "cagada".


Hago uso de esta palabra, de tanto uso en nuestro país, con propósitos relacionados con el lenguaje y nuestra idiosincracia.
La misma me hace recordar que hace muchos años, fuera de Venezuela, estábamos conversando animadamente dos venezolanos y un colombiano, cuando repentinamente vimos a un amigo español "estortillado" (también habrá que hablar de esta expresión algún día) de risa y rojo como un tomate. Le preguntamos qué le sucedía y nos dijo: " ustedes tienen 10 minutos hablando y aparte de los verbos y los pronombres la única palabra que usan es "vaina" y sin embargo se entienden, discuten, etc. sin que nadie pueda saber a qué se refieren...".
No creo que sea tan extremo así como dijo el español. Siempre se incluyen otros sustantivos, pero la verdad es que es increíble esa vaina que hacemos para comunicarnos.
La palabra "cagada" o la conjugación del verbo "cagar" tiene también aquí caracterísiticas excepcionales. Pero allí sí esta definido que el algo negativo. No voy a ilustrar demasiado ese uso que es de todos conocido y/o empleado, limitándome a decir como ejemplo que "el gobierno la está cagando" o " me eché unos palos y puse la cagada".
Lo que hace referirme hoy a esta palabra es que en el prolijo uso de la misma, alguien inventó un día que cuando uno estaba riéndose a carcajadas se podía decir "fulano está cagado de la risa".
Y en la perfección que la imaginación popular le va dando a todo lo que se vive, resulta entonces que, cuando en una reunión a alguien se le aflojan las tripas e impregna el ambiente de un mal olor, no falta quien diga "se cagaron y no fue de risa".

1 comentario:

Librana dijo...

Así somos los venezolanos de comunicativos! ;)))
En vez de poner la torta, ponemos la cagada jejeje

Por cierto, buena foto jejejeje

Saludos!